¿Cuáles son tus expectativas salariales?

Es una pregunta típica en cualquier entrevista de trabajo. Sin embargo, genera muchas dudas y algunos candidatos nos preguntan cuál sería la mejor respuesta.

Nos solemos encontrar estas típicas tres reacciones antes dicha pregunta:

  1. El candidato es transparente con sus actuales condiciones salariales: El candidato no tiene reticencias en compartir su salario y es abierto y transparente con la información. Esta situación es la preferida tanto por nosotros, los Headhunters, com por los clientes. El hecho de compartir dicha información nos da una pauta de cómo está ese candidato en relación al mercado y también en cuanto a lo que la empresa cliente está dispuesta a pagar.
  • El candidato no quiere dar información sobre sus actuales condiciones salariales: Ante el temor de que su actual salario esté por encima o por debajo de lo ofrecido por el cliente, muchos candidatos prefieren obviar esta pregunta y esperar a recibir una oferta concreta. El riesgo que se corre con esta opción es quedar excluido del proceso de selección, ya que las empresas prefieren tener información completa sobre las posibles candidaturas y se prima a los candidatos que sí han dado esa información.
  • El candidato prefiere dar una horquilla para evitar dar la información concreta: Este punto está relacionado con el anterior, ya que hay algunos candidatos prefieren escuchar la oferta de su potencial empleador, antes que compartir su información actual.

Nuestra recomendación es que, si como candidatos, nos interesa el puesto de trabajo, seamos lo más transparentes posibles.

Por supuesto que muchos candidatos me comentan que preferirían que las empresas también fueran transparentes y compartieran esa información. Esta, a pesar de que es una petición comprensible, de momento el mercado no está preparado para eso y las reglas de juego son las que son. Por eso siempre recomendamos que se dé la información salarial lo más transparente posible en las entrevistas de trabajo ya que el hacerlo siempre será considerado positivamente. ¿Y tú, compartes la información salarial en tus entrevistas de trabajo?

Comparte esta entrada:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *